Sí avanzo sígueme, sí me detengo empújame. sí retrocedo mátame.

Otra gran frase del Che Guevara, aunque también haya muchas fuentes que dudan de su autoria. Igualmente lo comentamos en este espacio.

Esta es otra frase en la que el mismo Che es ejemplo de ella. El Che Guevara desde bien pequeño tenía un carácter tenaz y una perseverancia fuera de lo común. Es conocido por sus aventuras en la infancia y adolescencia.

Como bien decía algunos de sus amigos en Alta Gracia. Ernestito el Corajudo, no le tenía miedo a nada.

Y eso lo convertía en un peligro a ojos de sus amigos. Pero a Ernestito nunca le paso nada grave. Esto lo llevo a la época de la adolescencia donde Ernestito se convirtió en Ernesto, y pasaba exactamente lo mismo, se aventuraba a hacer viajes en solitario y en algunas ocasiones con algún compañero.

Es de destacar una ocasión, en uno de sus viajes cuando estaba con su compañero Alberto Granado en la leproseria en medio del Amazonas. Ernesto en un gesto de valentía y coraje cruzó a lo ancho el Amazonas para despedirse de los pacientes leprosos (ésta es una escena emocionante de la película «Diarios de una motocicleta»).

El mismo Che Guevara decía esta frase para motivar a sus compañeros a combatir o a llevar algunas misiones peligrosa.

Y lo hacía de una manera en la cual él era el primero en ponerse delante y servía de ejemplo para los demás. Sobre todo el Che Guevara siempre iba acompañado de la tropa más joven, a los cuales enseñaba a combatir. Y a su vez siempre le tenían un gran respeto.

Aquí encontrarás más frases del Che Guevara. 

¿Qué significa para ti esta frase?

Si quieres saber más sobre la figura del Che Guevara, frases célebres, productos, vídeos, y dar tu opinión,  suscríbete aquí.

Sí avanzo sígueme, sí me detengo empujame,
Sí avanzo sígueme, sí me detengo empujame, sí retrocedo matame.

Suscríbete a mi lista y recibirás pequeñas historias del Che Guevara que son verdaderas lecciones de vida. Y un ebook de Frases del Che Guevara sobre la Revolución.