Ernesto Che Guevara adolescente

El paso de niño a adolescente nunca es una tarea fácil, y en el caso de Ernesto “Che” Guevara tampoco lo fue.

En su caso, la enfermedad de asma le condiciona en cierta manera, pero gracias a la decisión de su madre de no sobreprotegerlo lo ayudó a vivir una vida algo mejor y sin temer al asma.

En esta etapa de niño a adolescente Ernesto hace un progreso importante en su vida social, e intelectual, que a continuación te explicaremos.

El paso de niño a adolescente.

Ernesto de niño hizo gala de sus travesuras y de su comportamiento temerario, con el paso del tiempo en la adolescencia, su temeridad se incremento.

Ernesto “Che” Guevara en algunas de sus acciones se exponía al peligro, pero no lo hacía de una manera exhibicionista, lo hacía para saber si se podía hacer o no. Y hacerlo de la mejor manera posible.

Según el testimonio de una de sus profesoras de la infancia explica como Ernesto aprovechaba cuando estaban vacías una casas para hacer sus travesuras. Sacaban frutas e incluso en alguna ocasión hizo sus necesidades encima de un piano en una casa cerrada.

Demostró en esta época ser un líder, tenía una gran capacidad para inventar cosas era muy inteligente.

En un tiempo los juegos con sus amigos comenzaron a politizarse y jugaban a ser el bando fascista y por el otro republicanos.

En una de sus travesuras cuando la compañía de la luz subió tarifas, él y su pandilla emprendieron una protesta vandálica juvenil en donde rompieron todas las farolas con sus hondas.

Entra en la escuela Liceo Dean Funes y el Rugby.

Con catorce años se matricula en la escuela pública liberal en Córdoba. Cada día se desplaza 35 kilómetros en autobús del colegio hasta Altagracia.

En el colegio conoce a los hermanos Granado, que le introducen en el deporte del Rugby. A pesar de ser enfermo de asma, le hicieron pasar unas pruebas físicas para entrar en el equipo.

Ernesto Che Guevara demostró que no había prueba física que se le resistiera, a más demostraba una tenacidad fuera de lo común, pasó la prueba y pudo participar en el equipo de Rugby.

A veces sufría algún ataque de asma que le obligaban a apartarse a tomar su inhalador para parar el ataque.

Hay una curiosidad de Ernesto para evitar los ataques de asma en clase pidió permiso al colegio para poder inhalar unos cigarrillos balsámicos.

Lector empedernido, listado filosófico.

Ernesto Che Guevara en su infancia pasaba largas temporadas recluido en su casa debido a los ataques de asma, y aprovechaba esos momentos para leer.

Es sabido que su madre Celia de la Serna sembró en Ernesto su ansia interminable por el conocimiento. Ya de bien pequeño ya sabía leer. Dicho por su padre con doce años poseía una cultura correspondiente a uno de 18 años. Leyó la mayoría de obras de Julio Verne, Cervantes, Emilio Salgari etc… Incluso ya con 8 años leía algunos libros filosóficos de manera irregular, pero ya se adentraba a una lectura más específica. de bien joven ya hacia listados de los libros que había leído.

Y en esta etapa entre la niñez y la adolescencia creó un listado de libros filosóficos.

Comienzan a ponerle motes.

En su familia cuando ya era el hermano mayor, le solían llamar Ernestito, y sobretodo teté.

A la entrada al instituto del Liceo Dean Funes y al equipo de Rugby el mismo se llamaba “ahí va el Furibundo Serna”, cuando comenzaba a correr. Los hermanos Granado y amigos acortaron el nombre y le llamaban fusher.

También en esa época sus mismos compañeros de Instituto y los de su círculo más cerrado, le llamaban Chancho, que era un apelativo de “Guarro”. Ernesto y la higiene personal no se llevaban muy bien. Un asmático duchándose cada día con agua fría o muy poco templada corría el riesgo de sufrir posteriormente severos ataques de asma. Es por eso que se duchaba muy poco, y eso influía en el olor corporal, y de ahí su apodo Chancho.

Ademas no era muy propenso al cambio de ropa y siempre iba con la misma indumentaria. Aproximadamente con 20 años siempre llevaba una camisa blanca que llamaría “la semanera”, porque la lavaba una vez a la semana.

En una conversación con su prima negrita el Che le decía a su prima cuando ella le recriminaba que no se cambiaba de ropa. “Sabes lo que decía Buda”, que un hombre que se cambia mucho de ropa no se pueden cambiar ideas”.

También hay que indicar que el joven Guevara era un poco iconoclasta, le gustaba destacar, y en la parte final de su adolescencia ya el pusieron el mote de chancho o cerdo. Vestía un abrigo de nailon que nunca lavaba, y él mismo decía que sus pantalones estaban tiesos de mugre. Alardeaba un poco de su falta de higiene personal.

Su paso a la Universidad.

Ernesto quería ser ingeniero pero la muerte de sus abuela de una apoplejía y su deseo de conseguir una cura para el asma, lo llevaron finalmente a estudiar medicina. en Mayo de 1947 se inscribe en la escuela de Medicina de la Universidad de Buenos Aires.

Y aquí acaba la etapa del joven Ernesto «Che» y comienza la etapa del Ernesto «Che» Viajero.

Aquí encontrarás las diferentes etapas del Che Guevara en Biografía del Che

Y si quieres saber más sobre la figura del Che Guevara, frases celebres, productos, vídeos etc… suscríbete aquí.

Ernesto Adolescente
Ernesto Adolescente

Video explicativo de Paco Ignacio Taibo II. El descubrimiento de América I.

Uno de los mejores biógrafos del Che, explica en un vídeo las vivencias del Che como adolescente, y su dos primeros viajes a Sudamérica. El primero por el norte de Argentina en una bici motor, y el segundo viaje con su amigo Alberto Granado. Este viaje con Granado es bastante conocido porque de esa aventura salió un libro y una película Diarios de motocicleta.

La parte más concreta donde habla de su adolescencia es desde el minuto 1:05 hasta el 8:15.

*comentar que en el vídeo hay varios cortes que se ven en negro. Desconocemos el motivo de esos cortes. Aún así el contenido del vídeo es de buena calidad.